GRANADA

Granada con perro

Granada es una de las ciudades más hermosas que he visitado en este emocionante viaje y si no fuera por las limitaciones que aún hay para las familias con mascota, le pondría un 10. A esta monumental urbe española le han otorgado los más preciados calificativos que yo no puedo superar así que añadiré que aunque no tiene una sola atracción turística abierta a visitantes con perro, el único placer de pasearla bien merece tenerla en la lista de destinos turísticos.

Ya solo el lugar en el que se halla Granada es un sueño: entre los ríos Genil y Darro, a los pies de la imponente Sierra Nevada y a pocos kilómetros del mar. Si a eso añadimos el hecho de tener en una escarpada colina el pintoresco barrio del Albaicín y frente a él uno de los más espectaculares monumentos que nos ha legado la historia de España como es la Alhambra, el resultado es combinación perfecta… o casi. 

Perfecta sería si a los perros nos permitieran entrar en alguna de sus bellezas; o usar el Metro, como sucede en Madrid y Barcelona; o transportarnos en autobús… pero nada de esto es posible hoy día en Granada, así que os voy a contar qué hicimos mi humano y yo durante nuestra estancia aquí.

GRANADA AÚN NO ES MUY DOG FRIENDLY… PERO SU GENTE SÍ

Llegamos a la ciudad en la antesala del verano granadino, a principios de  mayo de 2019, y a sabiendas de que las normas municipales no están de nuestro lado. La ordenanza local, del año 2004, no es especialmente favorable para el impulso del turismo con mascotas: el acceso a restaurantes y hoteles puede estar limitado al criterio de los dueños y tenemos prohibida la entrada a los transportes públicos (Metro y autobuses municipales). La mejor forma de moverse por esta ciudad es a pata o bien en el impecable servicio Taxiguau, que funciona a las mil maravillas y está perfectamente adaptado para transportar mascotas. Tampoco es posible subir al tren turístico.

Si sois perros viajeros de más de 20 kilos no olvidéis que, según el artículo 12, capítulo II, de la Ley andaluza de Protección de los Animales, debéis pasear siempre con bozal. 

Como ya me viene sucediendo en otras ciudades de Andalucía y muchas del resto de España, lo más bonito de mi viaje es la calidez de sus gentes, y Granada no ha sido una excepción. Esta vez lo genial ha sido poder disfrutar de la compañía de casi un centenar de chavales de segundo y quinto curso de Primaria del CEIP Genil y sus maestros, quienes me invitaron a disfrutar de su compañía y a compartir momentos muy especiales.

Es la primera vez que visito un cole y ha sido una gozada contemplar las risas de estos niños, con quienes mi humano charló sobre el proyecto Pipper on Tour; la tenencia responsable; el problema del abandono de las mascotas… Los alumnos me recibieron con una pancarta y artículos periodísticos sobre mi visita, redactados con destreza por ellos mismos. Los niños participaron en el vídeo que grabamos en Granada. Creo que lo pasaron bien ¡pero yo disfruté a tope! La despedida fue más emocionante aún. Me agasajaron con algunas chuches y una caja personalizada con dibujos y un peluche del león de la Alhambra. Gracias sinceras a los profesores que han hecho posible este encuentro. ¡Nunca os olvidaré, chicos!

NO SE PUEDE ENTRAR A LA ALHAMBRA CON PERRO

El periplo granadino consistió en pasear, ansiosos de no perdernos ninguna estampa en esta mágica ciudad de aromas moriscos. Optamos por subir a la Alhambra paseado por la Cuesta de Gomérez y las frondosas alamedas, hasta llegar a la explanada. Intentamos acceder al Palacio de Carlos V, pues algunos seguidores nos habían comentado que se podía entrar con mascota, pero la realidad es que está completamente prohibido así que nos tuvimos que conformar con las vistas exteriores, y husmear en los alrededores de este insuperable conjunto monumental. La bajada al centro de la ciudad por la Cuesta de los Chinos, al relente de las aguas de río Darro, tampoco tiene desperdicio.

Como en el juego de la Oca, fuimos desde la colina de la Alhambra hasta el escarpado y blanquecino barrio del Albaicín, reconocido por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1994, como ampliación del conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife.  

Hace unos años el Patronato de la Alhambra quiso impulsar los estrechos vínculos entre el barrio más antiguo de la ciudad y el conjunto monumental creando la Dobla de Oro, un itinerario cultural y turístico entre ambos puntos de interés, aunque de ese itinerario nosotros sólo podemos disfrutar del paseo ya que ninguna de las casas, palacios y monumentos que la forman son amigos de las mascotas.

Ya en el Albaicín no os resistáis a perderos por las callejuelas de este laberíntico barrio de cuestas imposibles, salpicadas de altísimos cipreses y de loscampanarios de las iglesias que antes fueron mezquitas; disfrutad de su sabor y de las increíbles vistas que ofrece. Si os acercáis al famoso Mirador de San Nicolás, haced caso al refranero español y madrugad puesto que, a partir de las 9 de la mañana, este lugar se convierte en un hervidero de turistas, músicos y vendedores de todo pelaje que hacen poco feliz un momento inolvidable.  En el Albaicín hay otros miradores más tranquilos, como el de San Cristóbal o el Mirador de los Carvajales, desde donde se atisban las murallas de la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y sus torres.

Muy cerca del concurrido Mirador de San Nicolás descubrimos Al Aire Art, la tienda de un artesano ceramista, que es dog friendly,  y donde compramos unas olambrillas del siglo XIX con motivos históricos policromados.

Además del Albaicín, no dejéis de acercaros al entorno de la Catedral; pasar por la Puerta de Elvira (o Arco de Elvira), el principal acceso a la ciudad durante la dominación islámica; y caminar por el imprescindible Paseo de los Tristes, entre las colinas de la Alhambra y el Albaicín. 

En mi paseo por Granada observo con sorpresa la cantidad de perros sueltos campando a sus anchas por la calle, a pesar de que la normativa no lo permite y que puede ser un peligro para ellos mismo, y para los humanos. 

RESTAURANTES Y HOTELES DOG FRIENDLY EN GRANADA

Sí encontramos algún que otro restaurante donde calmar la sed después de la caminata, como el pequeño café Dulcimena, en El Realejo (el barrio judío), muy bien ambientado y con un maravilloso café y una deliciosa repostería casera. Entre los restaurantes perrunos por los que pasamos destaco El Cortijo Sin (cocina sin gluten) y Café Baraka (ensaladas, zumos, creps…). Al final de esta crónica os dejo una lista.

En cuanto al alojamiento, aproximadamente un 10 por ciento de los hoteles de la ciudad admiten perros. Esta vez hemos optado por un apartamento: Golondrinas de la Alhambra, situado el barrio de El Realejo. Son apartamentos funcionales, y lo mejor es su situación, a cinco minutos a pie (y a pata) del centro. Muy cerca hay una plaza (Campo del Príncipe) llena de restaurantes con terraza, uno de los cuales es dog friendly por lo que, si el tiempo no acompaña, puedes entrar con tu perro (Taberna Tofe).

Para acabar esta crónica de mi viaje por Granada unos apuntes más, esta vez fuera de la ciudad. Nos cuentan desde Valderrubio que la Casa Federico García Lorca y la Casa Bernarda Alba son dogfriendly. Además, el Parque Natural de Sierra Nevada permite subir con mascota en dos de sus remontes y en temporada estival, del 6 de julio al 1 septiembre. El billete de 15 euros para un adulto no tiene coste adicional para los perros y da derecho a un viaje en el Telecabina Borreguiles  y Telesilla Veleta II. Eso sí, tenemos que ir atados. Yo no pude disfrutarlo por las fechas pero me encantaría hacerlo en mi próxima vuelta a España.

De Granada tiramos hacia Almería pasando por Guadix para visitar a nuestras amigas de la librería Pipper. ¡Sí, sí, se llama como yo! La librería es preciosa, bien grande y tienen de todo. Ya les he prometido volver en unos meses con una sorpresa bajo la pata.

¡Seguimos en ruta!

ALOJAMIENTOS QUE ADMITEN MASCOTAS EN GRANADA

Apartamentos Golondrinas de la Alhambra. Calle Plegadero Bajo, 8. Granada.

Hotel Las Nieves (***). Alhondiga, 8. Granada. 

Hotel Palacio de Santa Inés (***). Cuesta de Santa Inés, 9. Granada. 

Hotel Alhambra Palace (*****). Plaza Arquitecto García de Paredes, 1. 18009 Granada.

Hotel Hospes Palacio de los Patos (*****) Solarillo de Gracia, 1. Granada.

Ibis Granada (*). Calle Graham Bell, Nº3. Armilla. Granada.

Abba Granada  (****). Avenida Constitución, 21, Beiro. Granada.

Sercotel Gran Hotel Luna de Granada (****)  Plaza Manuel Cano, 2, Barrio de Ronda. Granada. 

Hotel Catalonia Granada (****). Av. de Madrid, 10. Granada. 

Hotel Boutique Puerta de las Granadas. Cuesta de Gomerez, 14. Granada.  

Apartahotel Altos De Las Catifas. Carretera de sierra nevada km 24. Granada

Hotel Granada Centro (**). Navarrete, 7. Granada.

Hotel Reina Cristina (***) Tablas, 4. Granada

 

DÓNDE COMER CON  PERRO EN GRANADA

Café Baraka. Calle San Jerónimo, 24. Granada.

El Cortijo Sin (comida sin gluten). Calle Pintor Zuloaga, 23. Granada.

La Taberna de Kafka. Huete, 2. Granada.

Retrocan. El primer bar amigo de las mascotas de Granada. C/Doctor Barraquer (Esquina con Avda. Doctor Oloriz 19).

Biggie´s.Gonzalo Gallas 13. Granada.

Mimimi: Profesor Sainz Cantero 7.  Granada.

Vega bar de vinos. San Antonio 3. Granada.

Dulcimena Coffee and Go. Calle Molinos, 19.Granada.